Reforma  de fachada de vivienda unifamiliar

Renovar la fachada de una casa es un proyecto cuyo presupuesto es generalmente significativo. Sin embargo, este trabajo es fundamental para preservar la estética de tu hogar así como su buen aislamiento. Una fachada bien mantenida requiere poca renovación y le costará mucho menos recortar. Nuestros expertos te asesoran y te ayudan a calcular el presupuesto que necesitarás para planificar la renovación de la fachada de tu hogar.

Renovación de la fachada de tu casa: ¿cuáles son las ventajas?

Reformar la fachada de una casa consiste, según su estado, en repararla, limpiarla y proteger las paredes. La fachada está constantemente sometida a las agresiones de la contaminación, variaciones de clima, humedad y lluvia. Con el tiempo, se deteriora, lo que puede comprometer la salud de su hogar.

Una renovación mejora la estética de una fachada al eliminar la suciedad que la abarrota. Tiene la ventaja de preservar la integridad de las paredes y optimizar el rendimiento energético de una vivienda mejorando el aislamiento térmico y acústico y reduciendo las afloramientos e infiltraciones de humedad.

La renovación de una fachada es un proyecto importante y costoso, pero que tiene la ventaja de garantizar la durabilidad de esta parte de la casa particularmente expuesta.

Un estiramiento facial debe realizarse en promedio cada 10 a 15 años. Por otro lado, si la ley exige tal trabajo una vez por década, este plazo no se respeta sistemáticamente, porque los muros en general están sanos y porque este tipo de servicio es costoso para particulares, propietarios e inquilinos.

El diagnóstico preliminar

Antes de emprender la reforma es imperativo que nuestros profesionales realicen un diagnóstico. Ellos mismos son capaces de identificar las debilidades y necesidades de la fachada, con el fin de dar las respuestas adecuadas. De hecho, pueden recomendar una limpieza simple si la fachada está en buen estado, o incluso aconsejarle que no vuelva a aplicar pintura sin reparar primero la infiltración de agua, etc.

Las diferentes etapas de la renovación de la fachada son las siguientes:

  • Limpieza de la superficie.
  • Reparaciones de grietas y juntas.
  • Tratamiento de la pared.
  • Acabados.
  • Protección duradera.

Por lo tanto, el diagnóstico se utiliza para definir las necesidades reales de la fachada de su casa antes de proceder con la renovación real. Es posible que algunos de los pasos no sean necesarios según el estado de su fachada.

Contáctenos y solicite información sin compromiso.